16 Feb Adios a la Arrugas: opción Botox

Cada vez más pacientes llegan al consultorio con el objetivo de verse mejor. Estas consultas son, en su mayoría, acerca de cómo eliminar las arrugas y lineas de expresión del rostro, pero sin pasar por el quirófano y logrando un efecto natural. Para ello existen varias alternativas y en esta nota te voy a contar sobre una en particular: el Botox.

imagesLa Toxina Botulínica de tipo A, más conocida por su marca Botox, es una proteína que relaja temporalmente el músculo donde se lo aplica, atenuando las líneas de expresión, las cuales se forman con el movimiento del rostro.
Con el paso del tiempo van apareciendo arrugas en la frente, en el entrecejo y las patas de gallo, entre otras. Éstas lineas son producto de cada expresión que realizamos, como por ejemplo reir o llorar.

La aplicación del Botox es un proceso mínimamente invasivo, rápido e indoloro. Lleva pocos minutos y no requiere ningún tipo de reposo pos aplicación, con lo cual los pacientes pueden continuar con su ritmo de vida sin dificultades. Se realiza a través de microinyecciones sobre el músculo responsable, relajándose y previniendo la formación de nuevas arrugas.

Los efectos iniciales son visibles a partir de las 48 horas y resultados máximos desde los 15 días.
Generalmente este tratamiento se realiza en la parte superior del rostro (frente, entrecejo y patas de gallo)
Vale aclarar que el Botox no se aplica en labios, por lo que no se debe confundir a este tratamiento con algunas sustancias de rellenos.

La pérdida del efecto es gradual y la duración de sus resultados es de 4 a 6 meses, dependiendo del metabolismo de cada paciente, la técnica de aplicación y dosis utilizada. Una vez que finaliza el efecto, el paciente vuelve al estado anterior a la aplicación, habiendo evitado durante ese período que el paso del tiempo siga dañando la piel: esa es la manera de hacer prevención.

descargaLos efectos adversos son leves, localizados y temporales. Además suceden en menos del 1% de los casos. Pueden ser enrojecimiento y/o dolor en la zona donde se aplicó, algún pequeño hematoma o dolor de cabeza causado por la tensión en el momento de la inyección. Si bien es bajo el porcentaje de aparición, todos son momentáneos, desapareciendo en las primeras horas.

Si te interesa y querés obtener más información, solicitá un turno en el Centro Médico Salta, en donde la primera consulta es sin costo y te voy a recomendar lo que más se ajuste a tus necesidades.

Escrito por la Dra. Gimena Zapata