Adios a las arrugas: opción Ácido Hialurónico

23 Feb Adios a las arrugas: opción Ácido Hialurónico

Siguiendo con el tópico del artículo de la semana pasada (que pueden leerlo haciendo clic aquí), en esta nota vamos a hablar sobre el ácido hialurónico, otro de los tratamientos que previene la formación de arrugas y líneas de expresión, sin pasar por quirófano.

El ácido hialurónico es una sustancia que nuestro cuerpo produce naturalmente, presente principalmente en la piel. Su función es la de retener agua, aportando hidratación y volumen. Con el paso de los años, se degrada y el organismo disminuye su capacidad de reponerla. Como resultado se da la pérdida de volumen, contorno y la aparición de arrugas que dan al rostro una apariencia envejecida y cansada.

El ácido hialurónico es reconocido como la sustancia para realizar rellenos en la zona facial debido a su excelente perfil de eficacia y seguridad.

acidoEs un gel que se aplica mediante microinyecciones directamente en la piel, reponiendo lo perdido, remodelando formas y contornos del rostro y labios y dándole volumen en las áreas modificadas por la vejez; también rellena surcos y arrugas profundas y visibles con el rostro en reposo.

Al igual que el Botox, la pérdida del efecto es gradual y la duración de sus resultados es en promedio de 9 meses a 1 año.

Existe una línea de rellenos de ácido hialurónico que posee un exclusivo y patentado sistema de fabricación. Tiene varias ventajas en relación a otros rellenos: todas ellas radican en la combinación de diferentes moléculas de ácido hialurónico, dando como resultado un nuevo gel que permite lograr resultados nunca antes obtenidos en procedimientos cosméticos faciales. Es un gel uniforme, altamente maleable, que otorga una textura suave y natural apenas después de ser aplicado y, por lo tanto, la apariencia se vuelve aún más natural y satisfactoria. Esta consistencia suave hace que sea más fácil de inyectar y que se acomode delicadamente en la piel, ayudando a reducir la hinchazón en las áreas tratadas; la menor inflamación permite un rápido regreso a sus actividades normales.

Toda la línea posee lidocaína (anestésico), que garantiza el confort del paciente, durante y post aplicación y, además, permite trabajar con mayor precisión y seguridad. Otra de las ventajas es su duración, este exclusivo proceso de manufactura con reticulación optimizada, resulta en un gel altamente resistente a la degradación, con un promedio entre 12 y 18 meses de duración -dependiendo del producto utilizado y el área de aplicación-.

Si te interesa y querés obtener más información, solicitá un turno en el Centro Médico Salta, en donde la primera consulta es sin costo y te voy a recomendar lo que más se ajuste a tus necesidades.

Escrito por la Dra. Gimena Zapata